Cómo tu obsesión por el dinero te está alejando de él

Aunque pueda sonarte contradictorio, todas tus preocupaciones por el dinero que gastas, los poco que te parecen tus ingresos y cómo conseguir ganar más, te han metido dentro de un contexto venenoso y dañino para tus finanzas, y a continuación te lo voy a comprobar y a decirte cómo salir de este círculo vicioso para incrementar tus ganancias y tu calidad de vida y la de tu familia.

Hace un tiempo una amiga que después de trabajar varios años sin parar alrededor del mundo y con ahorros suficientes para vivir sin necesidad de trabajar – modestamente y sin lujos – al menos un año,  me comentaba que estaba empezando a preocuparse por sus ingresos por primera vez después de varios años, tan solo porque por primera vez en su vida tan solo estaba gastando dinero y no estaba generando ninguna ganancia.

Cada vez que se compraba algún tipo de ropa como una nueva chaqueta de invierno para no aguantar frio, o que iba al supermercado a comprar comida, se sentía culpable y desesperada al ver cómo su cuenta bancaria se reducía.

El plan inicial era tomarse un tiempo para parar y tratar de encontrar con calma, un trabajo en una industria diferente a la que había estado trabajando o emprender un proyecto diferente, ya que había dejado de sentirse bien trabajando dentro de su propia industria.

Sin embargo, ante esta desesperación, mi amiga terminó aceptando un proyecto de nuevo dentro de la misma industria que deseaba abandona, lo cual como era de esperarse cuando alguien hace algo de mala gana, no funciono de la forma esperada, y de hecho le costó más gastos de lo que le genero de ganancias.

Después de casi un año de tiempo perdido entre desesperaciones porque se iba a acabar el dinero, y un trabajo que odiaba, terminó con menos dinero y sin tiempo para buscar un nuevo trabajo.

Obviamente estos resultados provocaron mayor desesperación por el dinero y por encontrar un mejor proyecto o trabajo lo más pronto posible, y por si fuera poco tan solo empezó a recibir propuestas de proyectos en los cuales otras personas desean aprovecharse de su talento sin tener que pagar un sueldo fijo, es decir que desean que trabaje de gratis.

Desde luego no es una historia inspiradora, y ese es precisamente mi objetivo al contártela, ya que somos muchos los que hemos pasado o podemos estar dentro de situaciones parecidas y sin saber qué hacer.

Este tipo de situaciones es a lo que yo llamo un círculo vicioso.

El concepto se deriva del efecto que sufre cualquier adicto a cualquier droga. Se empieza poco a poco y se va incrementando el consumo de dicha droga cada vez más, hasta llegar el punto en el cual se abusa de ella y se crea una dependencia total, necesitando de esa droga para poder continuar viviendo e incluso en algunos casos, evitar algún tipo de dolor o sufrimiento generado al intentar dejar de consumirla.

Esa adicción se debe a que las drogas poseen químicos que al consumirlos cada vez más generan dependencia, es decir que nuestro cuerpo al recibir y procesar estos químicos, nos va a pedir cada vez más de dicha droga. Sin embargo las drogas no son los únicos químicos que se comportan de esta forma y generan adicción. Las emociones y el estrés también son adictivos.

Piensa en cualquier hábito o costumbre que tengas, o te guste hacer frecuentemente.

¿Cómo te hace sentir ver tu programa o deporte favorito en la televisión?

¿Cómo te hace sentir el ejercicio o algún deporte que prácticas?

¿Cómo te hace sentir el estar con tus seres queridos?

¿Qué sientes cada vez que te pagan dinero por tu trabajo?

¿Has notado que entre más te gustan todas estas emociones, más quieres que se repitan?

Ese proceso emocional que nos hace desear más y más de algo, es un círculo vicioso. Por supuesto que hay vicios buenos y saludables a los que preferiblemente llamamos hábitos, y vicios malos que nos pueden arrastrar a una vida de infelicidad y de precaria salud.

Y es precisamente en esta diferencia en la que debemos enfocarnos, ya que tanto dentro de nuestro cuerpo como en nuestro entorno y las personas con las que nos relacionamos, se verán afectadas por ese círculo vicioso dentro del cual nos encontremos.

De tu estado mental depende el estado de tus resultados” – Mark Victo Hansen, Co-Autor del libro best seller Caldo de pollo para el alma.

Ahora que ya sucedió, es fácil decirle a mi amiga que si no se hubiera preocupado por el dinero por todo ese año en el que ha tomado malas decisiones a causa de su desesperación, y hubiera dedicado ese tiempo a buscar tranquilamente un mejor proyecto o trabajo que la hiciera sentir bien, todo habría salido bien.

Sin embargo lo que se dice fácil, nunca es fácil de hacer, y mucho menos desde antes de que las cosas sucedan, y es por eso que hemos creado un nuevo libro en el que te explicamos en 5 pasos simples cómo examinar el círculo vicioso dentro del cual se encontraba ella y dentro del cual tú también puedes encontrarte, para aprender cómo eliminarlo e incluso pagar tus deudas al mismo tiempo que disfrutas cambiando tus finanzas y aumentando tus ingresos.

Suscríbete
Notificar a
guest
1 Comment
Últimos
Anteriores Más votados
Inline Feedbacks
View all comments
Adalberto Zarate
Adalberto Zarate
5 años hace

Esta muy interesante su articulo. Es necesario siempre buscar y aprender por otros medios de como ser mejor en todas las areas de la vida

los felicito y siempre sigan asi dando consejos saludables