Opciones financieras: Lo que nadie te dice | Calls y Puts

En este vídeo comprenderás la otra parte de la historia al usar las opciones sobre acciones. Algo que pocos te dicen, puesto que es la parte fea que nadie quiere enfrentar. Sin embargo, al saber esto podrás estar protegido ante eventos y pérdidas inesperadas.
Se recomienda ver los vídeos en orden, este es el segundo vídeo. Tenga a la mano lápiz, papel y calculadora para tomar notas de los ejemplos y cálculos realizados en el vídeo. De esta manera llevará el ritmo adecuado de aprendizaje y siempre sabrá de qué se está hablando en el vídeo. Pause el vídeo dando clic encima de él, y haga sus propios cálculos para verificar los que se han hecho en el vídeo; ya que de esta manera asegurará un mejor aprendizaje. Se recomienda ver el vídeo al menos 3 veces. También puede pausar el vídeo y repetir alguna parte que no le haya quedado clara en cualquier momento que desee.
Que disfrute su aprendizaje!!!
Duración: 09:50

Además, por si fuera poco, este contrato no es una obligación, es decir, que si se llega el día de expiración y tú no tienes esos treinta y tres mil dólares para comprar esas acciones, solo debes deshacerte de él vendiéndolo de nuevo y se acaba todo el problema. Hasta aquí todo suena muy bien. Todo querrían usar contratos call y reservar nuestro precio de compra antes de que esas acciones suban más. Y sin tener mayor responsabilidad sobre este contrato, pues te puedes deshacer de él fácilmente en caso que no logres tener el dinero antes de su expiración. Sin embargo, hay algunas otras cosas a tomar en cuenta en este ejemplo y atención a lo siguiente, porque esta es la parte que pocos te dicen cuando hablan de opciones sobre acciones.

Vamos a ver la otra parte de la historia. Primeramente debes recordar que por cada contrato que usamos debemos pagar, es decir, debemos comprarlo. Por ejemplo, para un contrato, call de las acciones Apple para el mes de junio del 2011 y con precio de ejecución de 330 al día 6 de enero,  deberíamos de haber pagado tres mil 170 dólares. Es decir, que aunque no tengamos los treinta y tres mil dólares para las acciones, si queremos reservar este precio antes de que llegue a valer 500 dólares, debemos tener al menos los 3,170 dólares dólares para pagar por ese contrato y poder reservar nuestro precio. Por tanto, nuestra ganancia final de 170 dólares por acción se verá reducida, porque habremos invertido 3,170 dólares adicionales para pagar ese contrato. Y si no tenemos esos 3,170 dólares, entonces no hay nada que podamos hacer. Puesto que no podremos reservar nuestro precio, no podremos realizar esta transacción.

Otra cosa tener en cuenta es que hasta el momento sólo hemos supuesto que la acción subirá hasta 500 dólares. Pero qué pasa si esto no sucede? Y si por el contrario, no sube mucho y sólo sube a tres o cinco dólares y nuestra ganancia es mucho menor y quizás no valga la pena, o peor aún, si las acciones en lugar de subir, deciden bajar y llegan a valer, por ejemplo, 200 dólares. En ese caso habremos pagado los 3,170 dólares del contrato call para nada. Porque si las acciones valen 200 dólares en el mercado, de qué nos sirve tener un contrato cal que nos da derecho a comprarlas a 330? Estaríamos locos si decidiéramos pagar 330 por comprarlas cuando las podemos comprar a 200 sin utilizar el contrato. Entonces, a dónde van nuestros 3,170 dólares del contrato? Se pierden en su mayoría porque ese contrato no nos sirve de nada.  Luego veremos por qué digo que es que se pierden en su mayoría porque podremos salvar algo, pero definitivamente no será todo.

Ahora vamos a ver el otro tipo de opciones, las opciones de venta put. Y para eso vamos a suponer que tú tienes en tu poder 100 acciones de la misma empresa que ahora mismo valen 330 y que deseas venderlas, pero no está seguro de si venderla ya o esperar un poco más para venderlas más caras en caso de que suban de precio. Pero al esperar un poco más, no solo puede subir de precio, sino también pueden bajar. Y en ese caso tú recibirás menos dinero de esas acciones. Entonces lo que necesitas en este caso es un contrato de venta put. Mientras esperas a ver si suben más de precio, necesitas asegurarte que el precio menor al que la venderás es el precio actual de 330.

Así, en caso de que llegan a valer, por ejemplo, 200, tú sin problemas siempre vas a poder vender a 330. Lo que haces en este caso es comprar un contrato de venta put en el cual le dices a la empresa que se comprometa contigo a que tú le venderás esas acciones a 330, sin importar cuánto valgan en el mercado. Por supuesto que también tendrá una vigencia. Y para mantenerlo simple, digamos que también escogimos el mes de junio como fecha final para esperar a ver qué sucede con la acción y poder vender esas acciones de una vez.

El tener en tu poder un contrato de estos te da mucha ventaja. Imagínate si las acciones caen muchísimo y tú sigues teniendo el derecho de poder vender a 330 el precio estipulado en el contrato. Pero como siempre, hay que ver qué más dice la historia, puesto que esto no termina ahí. El contrato de venta put con precio de ejecución de 330 dólares al comprarlo hoy 6 de enero, te costaría dos mil seiscientos cincuenta y cinco dólares y tendrías que pagarlos de inmediato si deseas tener ese derecho de vender tus acciones a 330, pase lo que pase. Además, ese dinero adicional que te verás obligado a gastar en el contrato put disminuirá la ganancia final que recibas por la venta de esas acciones. Por otro lado, si tú no tienes ese dinero, entonces no podrás seguir en esta transacción y lo más conveniente será vender de inmediato al precio del mercado, ya que si las acciones caen demasiado, te irá mal. Recibirás menos dinero.

Otro posible escenario es que si compras el contrato put pagándolo 2,655 dólares que cuesta y las acciones suben solamente un poco más de precio, digamos a unos 3 o 5 dólares. A lo mejor la ganancia que recibas por ellos no cubre el costo adicional que has pagado por tu contrato.

Hasta ahora hemos comprendido cómo funcionan las opciones sobre acciones y hemos hablado de los dos tipos que existen la de compra calls y las de venta puts. Sin embargo, sólo hemos visto cómo funcionan cuando las compramos. Veamos lo que sucede cuando las vendemos.

Para eso vamos a recordar del curso inicial embolsa que nosotros podemos abrir una transacción en la bolsa de valores, tanto comprando como vendiendo, y que también podemos cerrar una transacción tanto comprando como vendiendo. Por ejemplo, podemos vender un contrato de opciones aún sin tenerlo en nuestro poder y de esta manera abrir la transacción, al acto de vender un contrato de opciones que no tenemos en nuestro poder, se le llama emisión.

Veamos qué sucede si emitimos un contrato de opciones call. Recordemos que si compramos este contrato tenemos derecho a comprar 100 acciones al precio de ejecución de ese contrato, siempre y cuando ese contrato esté vigente ahora al venderlo, es decir, al emitirlo, la cosa cambia un poco. Ahora somos nosotros los que estamos del otro lado de la transacción. Piensa en lo siguiente si al comprarlo ganamos el derecho de comprar acciones al precio de ejecución sin importar el precio del mercado, quién nos la va a vender? Siempre hay alguien del otro lado. Pues ese alguien que nos las compra es alguien que ha emitido ese mismo contrato que nosotros compramos. Y si tú emites un contrato, entonces ese alguien ahora eres tú.

Al emitir un contrato de acciones calls, adquieres la obligación de vender 100 acciones al precio de ejecución de ese contrato. De nuevo alguien lo compró y tiene derecho a comprarlas a ese precio. Y si tú lo emites o vendes sin tenerlo, adquieres la responsabilidad de venderle esas 100 acciones.

Por ejemplo, si tú admites el contrato del mes de junio del 2011 de la empresa, hay un precio de ejecución de 330 dólares. Lo que has hecho es comprometerte a venderle a alguien esas acciones a 330 dólares, sin importar que precio tenga en el mercado. No importa si tú tienes las acciones o no, o si el precio llega a bajar 200 dólares, tú debes de poder vender esas acciones a 330 cuando te las pida.

Te preguntarás por qué harías eso? Bueno, como todo contrato de opciones, cada vez que alguien decide usarlo debe comprarlo, es decir, debe pagar por él y tú en este caso lo está vendiendo. Por tanto, al ser el responsable de ese contrato, obtienes un dinero por esa venta. Imagínate vender algo que no tienes y obtener dinero a cambio. Eso es lo que sucede cuando emites un contrato y es por eso que muchos inversionista les encanta emitir porque obtienen dinero de la nada.

Pero como aquí siempre vemos el otro lado de la historia, vamos a ver las implicaciones de recibir ese dinero por esa venta. Por ejemplo, el contrato del que hablábamos el call del mes de junio del 2011, con precio de ejecución de 330 al día 6 de enero. En caso que lo deseemos vender tiene un valor de 3,140. Eso es lo que recibirías en tu cuenta de inversión al momento de emitirlo, al momento de realizar esa venta sin tener ese contrato. Suena bien, verdad? Pero esto acarrea una responsabilidad. Y esa responsabilidad consiste en que te comprometes a vender esas acciones al precio de ejecución del contrato, es decir, a 330 dólares, sin importar que suceda con el precio de la acción.

Y SI DESEAS OBTENER UNA LISTA DE LAS MEJORES EMPRESAS PARA COMPRAR ACCIONES Y OPCIONES CADA SEMANA, EMPEZANDO CON CUALQUIER CANTIDAD, CON APOYO PERSONALIZADO Y CIENTOS DE VIDEO ENTRENAMIENTOS EN ESTRATEGIAS PROBADAS, ÚNETE A NUESTRO PLAN VIP ANTES QUE SUBA EL PRECIO DE $399 POR TODO UN AÑO

Deja que te expliquemos cómo puedes empezar a realizar análisis y abrir transacciones ganadoras desde tu primer mes, y sobre todo administrando tu dinero con el menor de los riesgos. Para ayudar a financiar tu educación y evitar que sigas perdiendo oportunidades de generar ganancias hemos liberado un par de cupos para poder ofrecerte atención personalizada en:

  •  Alertas semanales donde hacemos el trabajo por ti para que empieces en tus primeras semanas y sin riesgo
  • Acceso a clases en vivo solo entre tu y Luis Enrique para que preguntes y trates cualquier tema
  • Video Cursos, eBooks, Diagramas, Software, acceso a los mejores brokers y todo lo que necesitas para no gastar ni un dólar más en todo un año de estudio y preparación para tus inversiones.
  • Aprender a invertir sin estar frente a tu computadora todo el día.
  • Nuestros clientes se vuelven especialistas en acciones, opciones, futuros, forex entre 6 a 8 meses estudiando 6 horas/ semana
  • Clic aquí para ver nuestro historial de transacciones completo

 

Clic en el siguiente botón para Subscribirte por tan solo  $399 USD, en lugar del precio normal de $797 USD, o descuentos en nuestro plan PRO e Iniciando

Los cupos se llenan en orden de llegada, así que apresúrate para evitar pagar más!

¿DUDAS? PREGUNTA EN NUESTRO CHAT O RECLAMA YA NUESTRO NUEVO KIT INICIAL GRATIS: Clic aquí para empezar a ver los vídeos de nuestro kit inicial recientemente publicado

Resumen
Opciones financieras: Lo que nadie te dice | Calls y Puts
Título
Opciones financieras: Lo que nadie te dice | Calls y Puts
Descripción

En este vídeo comprenderás la otra parte de la historia al usar las opciones sobre acciones. Algo que pocos te dicen, puesto que es la parte fea que nadie quiere enfrentar. Sin embargo, al saber esto podrás estar protegido ante eventos y pérdidas inesperadas.

Suscríbete
Notificar a
guest
22 Comments
Últimos
Anteriores Más votados
Inline Feedbacks
View all comments