Quantcast

Más señales de una próxima crisis: La imitación del capitalismo

Queremos continuar revelando el estado actual de las economías, ya que no paran de sumarse las señales de una próxima crisis. Sumado a la encuesta de la asociación de economistas más grande del mundo (clic aquí para verla) que reveló que más del 70% de economistas piensan que la crisis vendrá antes del 2021. Y al informe que el gigante financiero Goldman Sachs ha compartido sobre la economía mundial (que puedes ver explicado haciendo clic aquí) donde es obvio que no estamos del todo recuperados porque las economías siguen débiles y hemos dejado de crecer; ahora es el turno de hablar de una señal más:

Empresas que recién salen a la bolsa, valoradas sobre la suposición de que ganarán mucho dinero en el futuro, pero que nunca han ganado ni un solo céntimo, simplemente existen con dinero prestado. 

La historia que más suena en la típica revista o sección financiera de turno es una nueva empresa, con una idea revolucionaria y con un modelo de negocio único. La rápida ascendencia de cero a millones de dólares «recolectados» entre inversionistas. El fundador, el joven más millonario de su ciudad, un verdadero pionero con decenas o cientos de empleados a su cargo.

Sin embargo a la hora de ver las cuentas, ni un solo dólar ganado, 0% de dinero entrando y el 100% de dinero saliendo. Esta es la historia de la empresa llamada WeWork, que usaremos como ejemplo pero, realmente es la historia de cientos de empresas en los últimos 7 años. ¿Cómo es posible?

Matt Stoller, autor del libro Goliath: The 100-Year War Between Monopoly Power and Democracy lo llama La Imitación de capitalismo.

Las causas por las que los inversionistas arrojan sus millones a una nueva empresa que todavía no es capaz de facturar son difíciles de explicar, quizá muchos de esos millones provienen de dinero fácil como los últimos millonarios del Bitcoin, los que hicieron fortunas en el año 2000 las burbujas de empresas .com, o simplemente ganadores de lotería que no poseen una verdadera educación financiera que les permita evaluar una inversión objetivamente. O quizá simplemente se trate de usar su dinero fácilmente ganado para seguir la moda e invertir en la siguiente empresa que se hace famosa, para no quedarse atrás ante sus vecinos y compañeros de profesión.

Sea cual sea la razón, existen grandes capitales listos para financiar un proyecto de empresa, una promesa de futuro. Estas llamadas StartUps, o incubadoras han ido demasiado lejos, consiguiendo que una empresa llamada WeWork se una a la lista de cientos de proyectos fracasados, que se desinflan ante la incapacidad de ganar dinero y de conseguir más inversionistas que los mantengan a flote.

Visto de forma sencilla WeWork se dedica a alquilar edificios y convertirlos en áreas de trabajo: Oficinas listas para re-alquilar, los conocidos como CoWorking Space, que no son más que un espacio donde cualquier persona puede alquilar incluso por un par de horas, un escritorio, las mejores sillas, conexión a internet de alta velocidad, aire acondicionado y hasta comidas preparadas. La idea no tiene nada de novedoso, esa idea ha existido ya desde hace años en muchos países, pero WeWork explica su modelo de negocio con palabras sofisticadas:

«Ofrecemos espacio-como-forma-de-servicio por membresías, con beneficios de una cultura colaborativa y la flexibilidad de crecer tu espacio de trabajo de acuerdo a tus necesidades, todo con el poder de una comunidad internacional, al más bajo costo».

La ventaja que tuvo WeWork sobre las demás empresas ofreciendo lo mismo, es la capacidad de conseguir dinero de inversionistas externos para poder darse el lujo de no ganar dinero nunca, y seguir alquilando propiedades al más alto precio, pero ofreciendo oficinas al más bajo costo. Cualquier otro competidor, en cualquier ciudad estaba obligado a generar ganancias y por tanto nunca iba a poder ganarle a WeWork si ellos ofrecían mucho más dinero por alquilar un mismo edificio. Eso debido a que los demás competidores tenían un negocio real, con facturas reales, mientras que WeWork estaba solamente gastando dinero y esperando ser líder único en el futuro.

Este modelo de negocio en el que se ofrecen productos o servicios lo más barato posible, es el mismo modelo de Amazon o WallMart, que garantizan precios bajos incluso aunque estén perdiendo dinero. Simplemente deben aguantar pérdidas hasta que sus competidores no puedan competir más y se vean absorbidos.

Dejando de lado la ética empresarial que aplican y el peligro inminente de convertirse en monopolios que estas empresas representan, lo destacable aquí es como hemos pasado de que las empresas que antiguamente salían a la bolsa estaban consolidadas y con años de ganancias probadas, mientras que las que salen hoy en día, no saben todavía lo que es hacer una factura. Todo por el descuido de las personas que tienen el dinero en sus manos y están dispuestos a gastarlo sin importar perderlo, y por supuesto, gracias a la habilidad de estos «fundadores» de empresas o más bien expertos en convencer a los inversores para que les den más dinero.

Lejos quedaron aquellos años en los que MicroSoft se enfrentaba a múltiples juicios por sus prácticas de convertirse en monopolio y obligarnos a todos a usar computadoras con Windows; Amazon parece no tener ningún problema en sus prácticas, y las nuevas empresas fundadas por expertos en conseguir y atraer dinero de inversores están desesperadas por imitarlo.

Lejos están quedando la época en la que una empresa necesitaba cumplir altos requisitos para salir a la bolsa, algunos creen que la comisión de seguridad de la bolsa (SEC) ha sido corrupta y corrompida, ha dejado de pedir tantos requisitos y está dejando pasar empresas que ni siquiera cumplen el requisito más vital de un negocio: Generar ventas y dinero. Sin embargo, aún con todas las críticas hay que decir ha conseguido frenar la salida a la bolsa de WeWork, y protegernos así de una mayor catástrofe, ya que al parecer tanto Adam Neumann fundador y CEO de la empresa, como su principal inversor habían estado manipulando los precios de las acciones, y recibiendo alquileres indebidos sobre edificios que ellos mismos tenían a su nombre.

Sin embargo, todavía queda mucho trabajo por hacer ya que como puedes ver en otra de nuestras video clases haciendo clic aquí, existen cientos de empresas que sí han salido a la bolsa incluso sin estar ganando dinero.

No sabemos donde terminará esto, los lideres del capitalismo deben re-evaluar sus prácticas y principios, porque no puede ser posible que una persona trabajadora que con sacrificio funde un negocio capaz de generar ganancias (sin importar si son pocas) sea visto como un fracasado, y por el contrario manipuladores de las finanzas sean vistos como héroes, al menos mientras se mantengan a flote. Especialmente cuando estos «jóvenes gurús» se convierten en millonarios despidiendo empleados y haciendo una fiesta en la oficina días después, como es el caso de Adam Neumann, CEO y fundador de WeWork. Eso precisamente es lo que Matt Stoller llama Imitación de capitalismo, y debe ser erradicada, o al menos poner nuestra parte para no ser partícipes de ello y evitar así arriesgar nuestros ahorros ingenuamente.

Las primeras consecuencias ya están siendo sufridas por los inversores que pusieron su dinero en WeWork y en los otros cientos de «nuevas empresas». WeWork ha pasado de estar valorada en $47 mil millones de dólares y a punto de salir a la bolsa de valores de USA, a estar preparándose para declararse en bancarrota en tan solo 6 semanas! La fiesta se ha terminado para ellos, pero no termina ahí para los demás, una gran burbuja ha sido creado nuevamente y representa un factor más ante la ya debilitada economía.

Junto con ella puede explotar el mercado entero, haciendo perder dinero a inversionistas como tu y como cualquier otro. Es por ello que la manera de enfrentarse a la actual situación económica es preparándonos para cuidar nuestro dinero, aprendiendo estrategias seguras, alejándote de las falsas promesas, y por supuesto capacitarte para poner tu dinero a crecer incluso cuando todos los mercados caen.

Recursos adicionales:

Clic aquí para ir a nuestra conferencia: Qué es una caída y prepararte para ganar en crisis

Clic aquí para ir a nuestro kit de estudio para novatos que permite iniciar con  menos de $50 USD

ÚNETE AL SERVICIO DE ALERTAS SEMANAL MÁS SERIO QUE HA GANADO MÁS DE 6 AÑOS Y MEDIO !!!

Deja que te expliquemos cómo puedes empezar a realizar análisis y abrir transacciones ganadoras desde tu primer mes, y sobre todo administrando tu dinero con el menor de los riesgos. Para ayudar a financiar tu educación y evitar que sigas perdiendo oportunidades de generar ganancias hemos liberado un par de cupos para poder ofrecerte atención personalizada en:

  •  Alertas semanales donde hacemos el trabajo por ti para que empieces en tus primeras semanas y sin riesgo
  • Acceso a clases en vivo solo entre tu y Luis Enrique para que preguntes y trates cualquier tema
  • Video Cursos, eBooks, Diagramas, Software, acceso a los mejores brokers y todo lo que necesitas para no gastar ni un dólar más en todo un año de estudio y preparación para tus inversiones.
  • Aprender a invertir sin estar frente a tu computadora todo el día.
  • Nuestros clientes se vuelven especialistas en acciones, opciones, futuros, forex entre 6 a 8 meses estudiando 6 horas/ semana

Clic en el siguiente botón para Subscribirte por tan solo  $497 USD en lugar del precio normal de $797 USD, o  tres pagos mensuales de $169 USD!!!

Los cupos se llenan en orden de llegada, así que apresúrate para evitar pagar más!

¿DUDAS? PREGUNTA EN NUESTRO CHAT!

Resumen
Más señales de una próxima crisis: La imitación del capitalismo
Título
Más señales de una próxima crisis: La imitación del capitalismo
Descripción
La falsa promesa de las nuevas empresas en bolsa revela una señal de crisis más

Déjanos tu comentario:

Pregúntale a nuestra base de conocimientos

You will get a notification email when Knowledgebase answerd/updated!

+ = Verify Human or Spambot ?